EL ARTE, LA MÚSICA, LA GUITARRA. - conversaciones con la guitarra

 

                                                                   

 

                               

3) C O N V E R S A C I O N E S   C O N   L A   G U I T A R R A

 

Desde la guitarra

Cuando me propuse hacer esta “página”, lo primero que me planteé es si hacerlo desde lo personal (lo que es habitual) o desde la guitarra misma. Y esto prevaleció, porque para  mí, habla más de uno el producto que el proceso, la obra que el obrero. Mucho puedo hablar de mí, pero si lo que hago no sirve o es malo, todo cae en el vacío. Sé que a muchos les puede interesar donde se sostiene, en definitiva, todo lo que hago. Y para ellos hice algunos apartados donde figura mi formación. (sin duda imprescindibles para mis logros). Pero insisto, no hay artista sin obra.  Se consagra o malogra  con su producción (mas allá del reconocimiento que es siempre arbitrario, como en muchos casos la formación o C.Vitae).

Es aquí donde lo que pongo en primer plano es a la misma guitarra.

Es ella la que habla, es por ella que yo hablo, y es en ella donde hablo.

 

                                                                                       

La guitarra y yo

Conozco muy bien los mandatos para las páginas web: hay que ser breve. con presentación de alto impacto. La gente en estos sitios no busca leer grandes contenidos, es más una carta de presentación, con fines de comercialización ( y no algo de investigación y difusión como lo encaré yo). En resumidas cuentas, todo lo contrario a esto. Por eso, insisto, va mucho más allá de un mero sitio o espacio informativo. La idea es más que nada un exclusivo aporte cultural de exposición de esos aspectos del instrumento menos conocidos aún por los propios especialistas. Por eso desoí las exigencias habituales impuestas para estos medios. Mis objetivos son esencialmente culturales,  pedagógicos y artísticos. Por eso véase como una fuente de consulta y formación, sobre temas muy caros para los instrumentistas.  

Así es como van a encontrar reflexiones, creaciones, interpretaciones, investigaciones en función al infinito mundo que la guitarrra despierta al que esto escribe.

Quise darle el carácter original de una "clase abierta".  Sólo que online.

Por eso desarrollo e iré desarrollando, en sucesivos envíos, variados temas en las que son mis especialidades y en las que llevo más de cuarenta años de profundización, investigación y perfeccionamiento.

Como ser "el sonido, las guitarras antiguas, la musicalidad, la técnica guitarrística" entre otros.

Por supuesto que toda valoracíon estética es siempre subjetiva.

Lo que sí son bien concretos y objetivos , mis irrefutables modelos y baluartes que me han configurado en mis predilecciones artísticas.

Así es como coronan ese Olimpo  desde Segovia a Toscanini, de Bream a Horowitz, de Starker a Rubinstein, de Anner Bylsma a Heifets, desde Callas a Krauss y tantos otros que se desprenden con claridad, leyeno con atención estos ensayos (para llamarlos de algún modo).

Todo esto iba a ser parte de un libro, (como ya tengo algunos, y en la cabeza uno especializado en musicalidad para hacerlo en el futuro).

Pero me aboqué imparablemente a esto, tomé algunos temas y los adapté al formato.

"Este sitio" puede resultar, por como lo abordé una isla en medio a la vorágine en que se vive y al escaso tiempo con que contamos.

Es allí donde afloran en mi, resabios de la herencia del siglo anterior, tal como lo adelanté en el prólogo. Esto es: tiempo para pensar, meditar, leer, investigar, escribir. Tiempo para uno en definitiva. Cosas a las que hoy se nos están vedando, casi de un modo inhumano, en una carrera contra ¿no se sabe quien? ni siquiera ¿para que?, y menos ¿hacia donde?, incondicionalmente indomable, pero a las que yo, a modo de asepsia, inquebrantablemente me niego a renunciar.

Y por otro lado puede resultar demasiado contestatario teniendo en cuenta, además de estas confesas insubordinaciónes, mi máxima "el arte es un modo de vida más que un medio de vida". Que marca inconfundiblemente el valor ascético de lo que para mí es humanamente el arte, y mi resistencia a todo aquello que hoy empecinadamente tiende a imponerse. Entre otras cosas y además de lo enunciado a que todo se mida en función de la producción.

Otro agujero negro de nuestra época. Dejémoslo para otras áreas, puesto que para el arte esto significa, ni más ni menos, su acta de defunción (pruebas sobran).

Como se vé, bien a contracorriente de todo. Porque coronándolo, para la gente de antes, esto puede resultar poco serio, por no ser libro. Y para los de ahora, demasiado serio y largo para ser online.

Lo importante, al menos para mí, es lo de aquí y ahora, que en definitiva es lo que predominó: hacer está página con todos sus sostenidos y bemoles

 

                                                                                         

 

Yo y la guitarra

 

Se verá (en lo que toco, siento y escribo) que mi modo de ver la música, el arte y demás, va a contracorriente a como las escuelas de guitarra abordan comúnmente las diferentes propuestas estéticas (sean estas antiguas o modernas).  A contramano al común abordaje de las técnicas guitarrísticas. Original en el planteo musical con el que encaro al instrumento. Y personal en el encuadre artístico y estético en el cual relaciono la música con otras artes, al intérprete musical, con el intérprete actoral, o la importancia de la expresividad y sensibilidad, o la capacidad de emocionar: dones exclusivos y excluyentes de lo que corona si una persona es real y cabalmente artista o no.

Sin lugar a dudas estas tres últimas cualidades junto al temperamento y/o carácter (que como ingredientes en lo que se dá en llamar teoría de la expresión son fundamentales), son musicalmente las más difíciles de adquirir y de transmitir.

                                                                    

La guitarra y los guitarristas

 

Ahora bien, con todo, es indistinto a quien esto va dirigido.

Puede ser al que se acerca para ver ¿de qué se trata?, sin tener conocimiento alguno del tema.

Como al que está ya en carrera, cualquiera sea la distancia de la maratón donde se encuentre.

O  aquel que diletando en las altas esferas musicales quiere conocer en que andamos por estas latitudes.

Lo que dejo en claro y esto sí fue mi propósito, es que no pretendo abajar el tema tratado, para acomodarlo  a cada quien. Muy por el contrario, busco el esmerado esfuerzo de elevar cada uno a su nivel más arriba la mirada, para ver más lejos.

 Porque a lo que apunto, es un poco siempre cada vez más arriba  (vicio docente indudablemente).

Y sé que tanto uno como otro va a encontrar, en todo esto que comparto, algo para replantearse y reflexionar . Porque aún en lo más elevado, actualmente se están manoseando tanto determinados valores musicales,  que lamentablemente se van perdiendo, olvidando, o lo que es peor, subestimando (como por ejemplo la belleza del sonido en la guitarra).

 

 

IR A

 

HOME

C.V.(curriculum vitae)

MÚSICA

ARTÍCULOS

MISCELÁNEAS

CONTACTO